martes, 30 de octubre de 2012

Tu cara me suena V 2.0

Creo que no hace falta explicar la temática de este programa que está batiendo records de audiencia en Antena 3. Su sugunda temporada era un éxito anunciado, y es que la televisión nacional estaba falta de un reality "blanco" simpático y que no recurriera al lagrimeo fácil y el sentimentalismo de salón.

Es, con todas sus faltas, un programa de entretenimiento para todos los públicos y que se deja ver con facilidad y, sobre todo con una sonrisa - a veces carcajada - en la cara.

Y anoche, demostró mas allá de toda duda la razón de su éxito bien merecido. Los concursantes por unanimidad decidieron darle un empujón al compañero mas puteado del programa, Javier de Pecos, también conocido como El Rubio de los Pecos. Este hombre de hablar apocado y presencia física mas bien escasa ha logrado ganarse un lugar en el corazón de muchos de nosotros. Por su sinceridad, su buen humor, su inocencia y su capacidad de encajar los golpes del jurado con humildad, ha demostrado ser una grandísima persona además de un gran artista.

Lo que mas me sorprende de este hombre es que a pesar de llevar toda su vida adulta subido a un escenario actuando, sigue siendo un tío tímido y vergonzoso con un montón de traumas. Y eso que en su época Los Pecos fueron un referente español de la chavalería femenina.

La cuestión es que tras 25 años actuando con su hermano, Javier ha tenido los santos cojones a pesar de su timidez de meterse en el embolao de Tu Cara me suena e intentar superar todos sus miedos y traumas.
La respuesta a su esfuerzo por parte del jurado ha sido un linchamiento semana si, semana también, despreciando sus esfuerzos y machacandolo de lo lindo. Vale que Javier no es el mejor, pero tampoco el peor, Angeles de Camela obtiene incluso peores puntuaciones, y sin embargo no tiene que escuchar las barbaridades que le dicen a Javier. Y vale que el tongazo de Tu Cara me suena es público y notorio, y que el pulsador está mas amañao que unas elecciones en Cuba, pero eso es cuasi admisible en aras de darle vidilla al programa, pero a mi personalmente el machaque al que tienen sometido a Javier de Pecos me indigna.

Arturo Vals no tiene ni puta idea de cantar ni bailar, la mitad de sus actuaciones son pura parodia, pero le valoran las risas que nos hace echar.

Anna Simon no tiene ni puta idea de cantar ni bailar, pero le valoran eso mismo, le ponen caracterizaciones ideales para ella - la mayoría chicas de buen ver y poco cantar - y con Amaia Montero directamente le regalaron el personaje y la gala entera.

Y así podria seguir... pero a Javier no le valoran nada, ni el esfuerzo, ni el trabajo, ni las ganas. Injusto es decir poco.

Por eso me he alegrado tanto de saber  que sus compañeros si lo valoran y le han entregado el primer puesto en la gala.

Y no, no creo que lo hayan echo por lástima, ni mucho menos. Vale que su Mari Trini no fue la mejor actuación de la noche, pero tampoco lo fue la Amaia de la Simon. Es mas, si fuera por eso que le den el premio a Roko y punto, que la chica esa borda todas las actuaciones.

Mas que pena yo lo que veo es un tirón de orejas al jurado, que vota como les sale de la punta de la polla - o de la pepitilla - y este año han decido putear a Javier como el año pasado putearon a Francisco. Pero claro, el rubio de los Pecos no tiene el caracter combativo de Francisco.

En refinitiva, un Doce a los concursante y un cuatro al jurado.

Javier de Pecos... te queremos.



Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...