viernes, 5 de diciembre de 2008

Carta a Papa Noel

CARTA A PAPA NOEL

Querido Santa Claus, me permito (puedo tutearte?) dirigirte esta misiva para que me tengas en cuenta en la noche de navidad.

He sido muy, bastante, razonablemente bueno este año en años anteriores, más o menos.
Se que es la primera vez que te escribo aunque quiero que conste que no ha sido culpa mía, mis padres estaban totalmente enganchados con los tres reyes y me obligaban a escribirles a ellos, pero a mi nunca me gustaron. Siempre sospeché que los camellos que llevaban no eran animales de verdad, si no de los que se ponen en la esquina de mi calle para vender droga.

Además, míralos, Melchor es un viejo chocho que intenta imitarte con su barba blanca, pero seguro que si la tiene blanca es por las rayas de coca que se mete, está claro que es un envidioso, envidioso de tu porte majestuoso y venerable, (aunque en plena juventud), y que me dices de Baltasar? Ese es un inmigrante ilegal, un sin papeles que con el royo de los reyes, la cabalgata, pitos y flautas se mete en patera y vende su mercancía. Y por ultimo Gaspar, ese es gay, esa melenita rubia, esa barbita… m*ric*n perdió, vamos.

En fin, una pandilla de impresentables drogatas y farloperos, eso es lo que son, a la cárcel les mandaba yo! Yonquies de mi*rd*, no te jode, y encima que vengan aquí a darse aires y darnos unos mi*rd*s de caramelos que un poco más y me sacan un ojo el año pasado, c*br*nes!

Estoy seguro de que tu eres infinitamente mejor que ellos, que tienes buen corazón y no tendrías en cuenta deslices sin importancia a la hora de repartir los juguetes, seguro que tu comprendes que somos niños, y los niños juegan, y a veces se juega con cerillas, y alguna vez pues pasan accidentes, total, cualquiera puede pegarle fuego a un amiguito por error, además fue culpa suya, el muy g*lip*llas intentaba robarme el desayuno! (bueno, si, era suyo, pero ese día yo tenia hambre y hay que aprender a compartir) y lo de la niña aquella no fue culpa mía, me empujó en el recreo, yo solo me defendí (no podía saber que el palo tenia un clavo oxidado) sentí mucho lo de las 15 inyecciones.

Y por cuatro accidentes sin importancia esos hijos de p*t* el año pasado me dejaron sin regalos, pero se van a enterar, como asomen sus asquerosos hocicos por aquí los capo a ellos y a esos pajes, que más que pajes son pajeros, los muy niñas.
En fin querido Santa Claus, espero que la presente te encuentre a ti y a los tuyos en buen estado de salud, y que Dios vele por sus adorables elfos.


PD. Te ruego recuerdes que en España los regalos se reparten a las 00:00 entre nochebuena y navidad, y no el 25 por la mañana como esos yanquies g*lip*llas.

1 Anda c*ñ*!:

Gouel/Nanaif dijo...

ejem... esto... gracias??

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...