domingo, 4 de octubre de 2009

Piromides

Hoy dejamos la política, la economía y demás temas aburridos (para algunos) y vamos con una de esas cosas que a cualquiera le alegran la vida, le sacan una sonrisa, una carcajada o sencillamente un buen rato.

Hablo, como no, de un libro, pero de un libro de los de verdad, no de un ladrillazo de esos que tanto abundan en las librerías y que son un autentico coñazo.

La verdad es que el libro del que voy a hablar no es el que tenia pensado, pero no lo encuentro (creo que se lo presté a una amiga) así que he cambiado el titulo y os voy a recomendar... Pirómides!

¿Cómo? ¿que ya lo sabíais por el titulo del post? Pero que listos sois, condenaos.

Pirómides es el séptimo libro de la genial serie de Mundodisco, del genial e hilarantemente divertido Terry Pratchet, uno de los escritores británicos más prolíficos de los últimos años, si si, ya se que algunos se sorprenderán, pero en Inglaterra se escribía antes de Harry Potter.



Para aquellos que no lo sepan, el Mundodisco es un mundo... con forma de disco, si. El cual viaja a lomos de cuatro elefantes que a su vez viajan a lomos de Gran A´tuin la tortuga cósmica.

Ya os podéis imaginar que en un mundo así cualquier cosa es posible, ventaja que el bueno de Pratchet aprovecha para parodiar con un humor inteligente, brillante, y sobre todo, muy divertido, nuestro propio mundo.

Pirómides habla de Pirámides, de faraones y de cómo la fe da vida a los dioses, pues lo mejor de Pratchet es que sin usar en ningún momento un tono de sermón y sin abandonar jamás su humor hilarante, hace que pienses, que pienses en la fe, en la religión... y en la vida sexual de los camellos.

Perdón? que todavía no he dicho absolutamente nada del libro? Ah, si...

Teppic es el ultimo hijo de una larguisima dinastía de faraones, el heredero de un antiguo reino fluvial tan antiguo que el más pobre de los campesinos posee una genealogía superior a todas las testas coronadas del mundodisco, sin embargo es un reino poco dado al cambio, y pobre, muy pobre, situación a la cual no ayuda que todas las zonas ricas de regadío hayan sido ocupadas por pirámides y más pirámides.

Para intentar alejar a Teppic de una situación sin futuro alguno, el faraón (que odia las pirámides) envia Teppic a Ankh-Morpok, la enorme metrópolis con un millar de almas... repartidas entre un millón de habitantes.
Su destino allí es el Gremio de Asesinos, donde Teppic aprenderá un oficio noble y bien renumerado que, además le permitirá viajar por el mundo y conocer mucha gente (durante poco tiempo, pero a veces la cantidad es mejor que la calidad).


Por desgracia los planes de Teppic se ven ligeramente frustrados por las ansias de volar de su padre, y de pronto de ve obligado a volver a casa y lidiar con el viejo Dios (el sacerdote Real) mientras evita que las espigas le lleguen a los tobillos.

La lucha de poder entre Teppic (el faraón y dios de todo el minúsculo reino) y Dios (el sacerdote real durante incontables años) me recuerda tanto a la serie Yes, Minister, que estoy convencido que no pede ser casual.

Bueno, no es cuestión de destripar por completo la trama, pero hay aventura, diversión, sexo, camellos... con Mas de Diez Mil elefantes!!!!!!! Ah, no, eso no es aquí.

Bueno, diversión a raudales y final sorpresa y a gusto del consumidor... como terminará?

2 Anda c*ñ*!:

Anónimo dijo...

Pues yo me pillé casi toda la colección que sacaron hace unos meses y todavía no he leído ninguno.

¿Me lo estoy perdiendo, verdad?

Pd. Si es que tengo mucho atraso en todo, uf.

Pd2. Bueno, en el cerebro, también :P

John Mismo.

Gouel/Nanaif dijo...

Te estas perdiendo una de las mejores obras de fantasia y humor de todos los tiempos.

A que esperas? cada minuto que pasa es una risa que te pierdes!

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...