sábado, 22 de mayo de 2010

Donación de Organos


Extracto sacado del diario del mítico y siempre atractivo Presidente
Gouel.



" Hoy han venido a solicitarme una nueva ley. Como cada día... es frustante pensar que no son capaces de decidir por ellos mismos,y eso que cuando llegamos a estas nuevas tierras tenía la esperanza de crear un País donde todos sus ciudadanos fueran libres de verdad... Iluso de mi. En cuanto les pierdo de vista cinco minutos están intentando hacer alguna barbaridad.... y esas barbaridades cuestan vidas. Vidas que son mi responsabilidad.
En fin, normalmente no me tiembla el pulso a la hora de firmar leyes, pero algunas son tan dificiles...

El Doctor Johan Clinton, en representación de la APT - Asociación Pro Trasplantes - ha venido a verme con una petición... Aprobar por Ley la obligatoriedad de donar órganos... bueno, mejor dicho. Hacer desaparecer la figura del "donante" y convertirlo en algo obligatorio. Una vez fallecido el paciente, claro.

Naturalmente hay muchos conciudadanos que no ven esto con buenos ojos, ya sea por motivos religiosos, morales o conspiranoicos. Pero la mejor razón contra esta ley me la ha dado Bill Gutenberg, un simple paciente del hospital Nuestro Señor del Ateismo Absoluto.
"Son mis
órganos y haré con ellos lo que quiera, el Gobierno no tiene derechos sobre mi cuerpo".

Y maldita sea, tiene razón. Ir en contra de este principio básico sería pervertir todo mi sueño. El sueño que nos trajo hasta nuestro nuevo país.
Gouelandia se fundó bajo las premisas de la libertad individual y colectiva, un País Mucho y Libre... Si empiezo por quitarles su derecho a decidir sobre sus propios cuerpos (aunque sea después de muertos y por tanto tampoco puedan quejarse) Cual será el siguiente paso? Obligarles a dejar de fumar? Obligarles a casarse solamente con personas de distinto sexo? A pagar impuestos cada vez mas elevados para mantener un aparato gubernamental mastodontico e innecesario con la excusa de velar por su seguridad?

No... esa seria ir en contra de mis principios. Pero por otra parte el Doctor Gutenber tiene razón. Con esta ley podría salvar miles de vidas... Tengo derecho a sacrificarlas sólo por mantenerme fiel a mis principios? Tengo derecho a decidir que un órgano muerto vale mas que una vida humana? Con que cara voy a mirar a los padres, los hermanos, hijos o novios de las victimas de mi egoísmo? como podré volver a dormir... nunca.

Maldita sea... no sé que hacer. Esperaré unos días mas, y despues.... despues tomaré una decisión y que los Dioses se vayan a tomar por el culo."

Gouelandia 22-05-2010

0 Anda c*ñ*!:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...