viernes, 28 de noviembre de 2008

Autoayuda

Bueno, hoy quiero abrir un apartado especial en este blog, en el quiero hablar de los libros o sistemas de “autoayuda” o mejor dicho, de “ayúdame”, me refiero a todos esos Paul Cohello, Goleman & company. Todos esos que te venden una serie de consejillos de Perogrullo enmascarándolos con un falso manto de espiritualidad barata y conocimientos de pandereta.






















Por que eso es justo lo que son, no nos engañemos, los únicos que podemos ayudarnos somos nosotros mismos, punto pelota.

Desde siempre el ser humano ha buscado conocimientos “superiores” que los aconsejen dejando en manos de otros el pensar, el tomar decisiones. En un tiempo esa responsabilidad se dejó en manos de la religión “tradicional”, sin embargo en tiempos recientes ha aparecido una nueva religión, los gurús de la New Age, los Señores de la Autoayuda, los Místicos, los “filósofos”, los locos.
Existen miles de ellos, escriben libros, dan seminarios, conferencias, abrazos a 50 euros, lo doy barato señores, es la voluntad, pero claro, si quieres crecer interiormente debes tener una GRAN voluntad. En definitiva. Chorradas para sacarte los cuartos, naturalmente habrá quien diga, “pero a mi me funcionó, ósea que me ayudó de verdad” a lo cual yo digo FALSO, TU te ayudaste, funcionó por que tu querías que funcionase y porque tu lo hiciste posible, que es lo mismo? Pues va a ser que no.












Empecemos por el principio.

Conócete a ti mismo: Bien, esa es facil, tu ya te conoces, no necesitas que nadie te diga como eres, eres tu, punto, asume eso y deja de buscarte a ti mismo, estas delante de ti.
Busca tu paz interior: Vale, yo la busco, de que color es? Es que hace un rato he visto pasar una amarillo chillona y no estoy seguro…
La paz interior no existe, así que mejor no te molestes en seguir buscando, acepta lo que eres (tu mismo) y ya tá.

Medita, busca tu espiritualidad: Esa es una forma tan buena de perder el tiempo como otra cualquiera, la gente “espiritual” no es mejor que nosotros, los cachocarneconojos, pero si se lo creen ellos, pues por mi vale. La cruda realidad es que somos lo que somos, ni búsquedas espirituales ni leches, así que mejor no perder el tiempo en ello y dedicarlo a cosas más constructivas.
Además, que es la espiritualidad? Creer que existe algo más allá de lo físico? Quedarse con los ojos en blanco mirando las musarañas? Dame un canuto y verás como me vuelvo el tío más espiritual del universo.

No hagas a nadie lo que no querrías que te hicieran: Hombre, ya puestos, mejor que se lo hagas tú a que no que te lo hagan a ti. Pero en fin…
Se feliz con lo que tienes: Sería mucho más feliz con tener mucho más, para que engañarnos, lo curioso es que frases como esta vengan de gente que es feliz con lo que “tenias” tu.

Así pues que conclusiones sacamos?

Mírate al espejo, a los ojos, pero de verdad, no la mirada de “estoy bien peinado” o “tengo una mancha” mírate más, más, más, no tanto que te comes el cristal! Vale, así es suficiente.
Ese eres tú. Lo ves? Pues ese eres tú, ni más ni menos, tú con todos tus defectos, miedos, vergüenzas y tabúes, tú con todas tus virtudes, excelencias y valores.

Y ahora que ya te has encontrado lo único que tienes que decidir es que harás a continuación.

(y te acabo de ahorrar 20 euros)

Y una frase gratis:

Si hubieran inventado el colchón de látex hace dos mil años la meditación sería mucho más cómoda y no te dolería el culo.

0 Anda c*ñ*!:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...